domingo, 26 de noviembre de 2017

Como he explicado anteriormente, los estilos de apego se pueden entender mejor combinando la forma en que las personas se relacionan consigo mismas (lo que puede crear ansiedad) y a otros (lo que puede resultar en evasión).

 Al dividir las dimensiones de ansiedad y evitación en altas y bajas, se crean posibles las posibles cuatro combinaciones

El Preocupado: alta ansiedad, baja evitación
El Temeroso: alta ansiedad, alta evitación
El Descartador: baja ansiedad, alta evitación
El  Seguro: baja ansiedad, baja evitación


La mejor manera de reducir la ansiedad de tu relación y mejorarte a tí mismo se basa principalmente en la autocomprensión. Entonces, cuando leas acerca de los cuatro estilos de apegos, piensa en cuánto te relacionas con cada uno, no solo en qué categoría encajas.
También es importante reconocer que tu estilo de apego puede cambiar con la experiencia. Por ejemplo, considera a Elena. Ella siempre se había sentido inadecuada como persona, y exhibió un estilo de apego preocupado. Su esposo, Eduardo, reforzó este sentimiento con su enfoque frecuente en sus errores y deficiencias. Él finalmente se divorció de ella, dejándola  luchar aún más con una sensación más profunda de ser no digna de ser amada.

 Pero con la terapia comenzó a cuestionar seriamente esta visión negativa de sí misma. Por ejemplo, ella pudo darse cuenta de que Eduardo había sido demasiado crítico. Luego conoció a Luis, quien valoró su consideración y creatividad. Ella se deleitó con su amor y calidez, que  derritió su auto-rechazo y la ayudó a sentirse más cómoda al ser valorada por otra persona. Las relaciones románticas a menudo sirven como una oportunidad especial para que revises tu estilo deapego para ser  más saludable, una oportunidad que estos artículos pueden ayudarte a ver.

 

0 comentarios :

Publicar un comentario

TEMA DEL PRÓXIMO LIBRO

CUÁLES TEMAS TE INTERESAN

Etiquetas

Depresión (955) ANSIEDAD (752) TERAPIA DE PAREJA (678) trastorno por estrés postraumático (353) TEPT (341) infidelidad (204) gay (176) Sexo (141) BULIMIA (131) infiel (122) TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD (108) MATRIMONIO (104) Relaciones de pareja (103) familia (101) DEPRESION (100) Trastorno Obsesivo Compulsivo (99) obsesiones (85) CODEPENDENCIA (84) enamoramiento (84) Hijos (80) miedos (79) depresión mayor (77) infidelidad conyugal (77) crisis matrimonial (76) enamorarse (70) trastornos alimenticios (69) TRASTORNO DE PÁNICO (68) TOC (65) estrés (63) TLP (62) FOBIAS (58) TRASTORNO LÍMITROFE DE LA PERSONALIDAD (58) padres (57) ADOLESCENTES (53) CULPABILIDAD (52) TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA (50) depresión adolescentes (50) CONFLICTOS parejas (46) TERAPIA SEXUAL (46) depresión adultos (46) fobia social (46) aprendizaje (44) ESQUIZOFRENIA (41) Trastorno bipolar (41) TRASTORNO MÚLTIPLE DE LA PERSONALIDAD (40) trastorno de identidad disociativo (40) VIOLENCIA (39) Terapia Cognitiva Comportamental (36) dolor emocional (34) educación hijos (31) COMEDORES COMPULSIVOS (29) pensamientos negativos (29) educación sexual (26) manejo del enojo (26) Manejo del estrés (25) como educar a sus hijos (24) infidelidad en las mujeres (24) MENTE (23) Muerte (23) Pareja (23) TRAICIÓN (23) desordenes alimenticios (21) Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) (20) TRASTORNO DEFICIT DE ATENCION ADHD (20) DESORDEN DE PERSONALIDAD OBSESIVO COMPULSIVO (19) EDUCACION (19) COMPASION (17) PATERNIDAD (17) ENVIDIA (16) buscar pareja (16) psicología (16) antidepresivos (15) bullying (15) crisis de pareja (15) mujer (15) embarazo (14) CRITICAS (13) CONFLICTOS ENTRE ADULTOS (12) FAMILIA DISFUNCIONAL (12) EMPATÍA (10) RELAJACION (10) INDEPENDENCIA (9) ENFERMEDAD SEXUAL PAPILOMA (8) COMPAÑERO DE TRABAJO (7)
Se proporciona el contenido de este sitio web sólo para fines informativos generales y no debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico profesional. No utilizar la información en este sitio web para diagnosticar o tratar alguna condición médica o de salud. Si usted tiene o sospecha que tiene un problema médico, contacte inmediatamente a su médico.
Con la tecnología de Blogger.