viernes, 7 de abril de 2017


Durante tres décadas les he estado preguntando a los clientes qué los trae a la psicoterapia, Y ninguno de ellos ha dicho: "Necesito ayuda con mi vergüenza crónica".  Los  clientes vienen a buscar ayuda con emociones problemáticas y relaciones difíciles. Ellos dicen que tienen problemas de estrés, ansiedad, depresión o autoestima. Pero ellos no nombran la vergüenza como un problema. Como terapeutas, tampoco podemos preguntar sobre la vergüenza,  si sólo porque sabemos que es una palabra espantosa. Puede ser profundamente vergonzoso admitir  sentir vergüenza. Pero incluso si nosotros y nuestros clientes tácitamente aceptamos no hablar de ella, una omnipresente sensación de vergüenza bien puede ser parte de su experiencia diaria, especialmente para los clientes que también sufren de otros síntomas del trauma relacional.


La vergüenza duele. Si nuestra vergüenza se expone, el dolor puede ser insoportable. Para salvarnos, empujamos la vergüenza tan rápido como podamos, cubriéndola con más estados tolerables de ser. Estos estados de ser  que son lo que conocemos como vergüenza, tanto en nosotros mismos como en los demás. Pero son compensaciones y colapsos, máscaras y trucos de la mente; No son la vergüenza en sí. ¿Qué es la vergüenza en si  misma?  Propongo que, a pesar de sus muchos disfraces, la vergüenza puede ser entendida como un tipo único, específico de experiencia interpersonal. Esto bajo la posición de la vergüenza nos ayuda a ver lo que hay detrás del camuflaje. También nos ayuda, como terapeutas, hacer contacto interpersonal con nuestros clientes crónicamente avergonzados en  formas que puedan aliviar su sufrimiento.


0 comentarios :

Publicar un comentario

TEMA DEL PRÓXIMO LIBRO

CUÁLES TEMAS TE INTERESAN

Etiquetas

Depresión (955) ANSIEDAD (752) TERAPIA DE PAREJA (678) trastorno por estrés postraumático (353) TEPT (341) infidelidad (204) gay (176) Sexo (141) BULIMIA (131) infiel (122) TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD (108) MATRIMONIO (104) Relaciones de pareja (103) familia (101) DEPRESION (100) Trastorno Obsesivo Compulsivo (99) obsesiones (85) CODEPENDENCIA (84) enamoramiento (84) Hijos (80) miedos (79) depresión mayor (77) infidelidad conyugal (77) crisis matrimonial (76) enamorarse (70) trastornos alimenticios (69) TRASTORNO DE PÁNICO (68) TOC (65) estrés (63) TLP (62) FOBIAS (58) TRASTORNO LÍMITROFE DE LA PERSONALIDAD (58) padres (57) ADOLESCENTES (53) CULPABILIDAD (52) TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA (50) depresión adolescentes (50) CONFLICTOS parejas (46) TERAPIA SEXUAL (46) depresión adultos (46) fobia social (46) aprendizaje (44) ESQUIZOFRENIA (41) Trastorno bipolar (41) TRASTORNO MÚLTIPLE DE LA PERSONALIDAD (40) trastorno de identidad disociativo (40) VIOLENCIA (39) Terapia Cognitiva Comportamental (36) dolor emocional (34) educación hijos (31) COMEDORES COMPULSIVOS (29) pensamientos negativos (29) educación sexual (26) manejo del enojo (26) Manejo del estrés (25) como educar a sus hijos (24) infidelidad en las mujeres (24) MENTE (23) Muerte (23) Pareja (23) TRAICIÓN (23) desordenes alimenticios (21) Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) (20) TRASTORNO DEFICIT DE ATENCION ADHD (20) DESORDEN DE PERSONALIDAD OBSESIVO COMPULSIVO (19) EDUCACION (19) COMPASION (17) PATERNIDAD (17) ENVIDIA (16) buscar pareja (16) psicología (16) antidepresivos (15) bullying (15) crisis de pareja (15) mujer (15) embarazo (14) CRITICAS (13) CONFLICTOS ENTRE ADULTOS (12) FAMILIA DISFUNCIONAL (12) EMPATÍA (10) RELAJACION (10) INDEPENDENCIA (9) ENFERMEDAD SEXUAL PAPILOMA (8) COMPAÑERO DE TRABAJO (7)
Se proporciona el contenido de este sitio web sólo para fines informativos generales y no debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico profesional. No utilizar la información en este sitio web para diagnosticar o tratar alguna condición médica o de salud. Si usted tiene o sospecha que tiene un problema médico, contacte inmediatamente a su médico.
Con la tecnología de Blogger.