Aprovecharán la temporada en que los niños piden de regalo un perro, para proporcionarles una opción en la que pueden brindarle a una mascota una familia y adquirirla sin gastar: adopta una mascota.

Las voluntarias de los albergues caninos consideran que los animales van a estar muy agradecidos con quienes los adopten, ya que algunos de ellos sufrieron maltrato, desnutrición o vivieron en la calle, sin alguien que los cuidara.
Los animalitos que se encuentran en una tienda de mascotas de seguro van a encontrar un hogar, porque alguien los va a ir a comprar. En cambio un animal que se encuentra en un albergue necesita una segunda oportunidad de que alguien los cuide y los quiera. No porque sean criollos merecen sufrir, tienen los mismos derechos que un perro de raza.

Adopción responsable

Una mascota no es un juguete, es un ser vivo que va a necesitar de cuidados, agua, alimento, juego. Así que los que se animen a adoptar deben asumir la responsabilidad o abstenerse de llevar un perrito a casa.

>>> ¿Qué mascota te gustaría tener en casa?
 
www.buenos-padres.com