viernes, 25 de junio de 2010

La vigorexia


Esta palabra fue inventada por Harrison Pope, un profesor de Harvard, y se refiere a la sensación que algunos hombres atléticos tienen, caracterizada por la percepción de delgadez. De la misma manera en que un anoréxicose mira al espejo y se siente gordo, el vigoréxico se ve a sí mismo como un enclenque casi esquelético, a pesar de tener músculos perfectamente desarrollados.
Así comienza la ruta patológica de supuesto “cuidado”, que incluye largas horas de ejercicio en el gimnasio y una preocupación desmedida por los complementos alimenticios. Proteínas, volumen, aminoácidos y metabolitos comienzan a ser palabras que pueblan su lenguaje. Y, claro, con la idea absurda en la cabeza de que “algún día”, cuando realmente alcancen a tener el cuerpo “perfecto”, todos sus problemas estarán resueltos.
A pesar de los efectos totalmente antagónicos, vigorexia y anorexia tienen cosas en común. La primera tiene que ver con lo poco claro que opera el mecanismo detonador que las hace aparecer. La segunda, se relaciona con el hecho de que se trata de una percepción deformada de la realidad; no importa qué tan musculoso se esté —en el primer caso— o qué tan delgada sea la figura —en el segundo—, lo que el espejo le deja ver al paciente no tiene nada que ver con elementos objetivos.
Hacer músculos más grandes tiene mucho que ver con gustar. Ser agradable a la vista y también deseados. Lo absurdo es que la mayor parte de las mujeres prefieren a los hombres que tienen una constitución física común y corriente. Sí, a veces llama la atención una musculatura formidable, pero de manera no muy distinta a la reacción momentánea que provoca un cartel publicitario con una imagen extremadamente cuidada.


Click here to enlarge Click here to enlarge

----------------------------------------------------------------------------
Definición
La adicción al ejercicio o vigorexia es un trastorno en el cual las personas realizan prácticas deportivas en forma continua, con un fanatismo prácticamente religioso, a punto tal de poner a prueba constantemente su cuerpo sin importar las consecuencias.
Podemos encontrar aquellos que sólo buscan la figura perfecta influenciados por los modelos actuales que propone la sociedad, y aquellos deportistas que sólo quieren llegar a ser los mejores en su disciplina exigiendo al máximo a su organismo hasta alcanzar su meta.
Los adictos al ejercicio practican deportes sin importar las condiciones climáticas, sientan alguna molestia o indisposición, a punto de enfadarse y sentirse culpables cuando no pueden realizarlo o alguien critica dicha actividad.
La mayoría no puede dejar de concurrir un día al gimnasio, en el que pasan además muchas horas por día, llegando a convertirlo en su segundo hogar.

Estas personas poseen una personalidad muy característica, similar a los que padecen otras adicciones: tienen baja autoestima y muchas dificultades para integrarse en sus actividades sociales habituales, son introvertidos y rechazan o les cuesta aceptar su imagen corporal. Su obsesión con el cuerpo comparte muchos rasgos con la anorexia.
El físicoculturismo es uno de los deportes que más comúnmente está relacionado con este tipo de trastorno.


Las endorfinas
Constituyen un grupo de hormonas que produce el propio organismo, con propiedades similares a la morfina, como un mecanismo de defensa ante diversos estímulos. Principalmente actúan como analgésicos endógenos.
Cuando la persona practica deportes rutinariamente hasta extenuarse el organismo comienza a producir estas sustancias para aliviar los síntomas, y esto le permite poder continuar el trabajo por más tiempo cada día. A medida que pasa el tiempo se requerirá una cantidad cada vez mayor para poder soportar el dolor, lo que acarreará serias consecuencias. Todo esto lleva al desarrollo de una verdadera adicción a las endorfinas. Debe prestarse mucha atención al dolor, por que es una señal de alarma de las posibles consecuencias del sobre-entrenamiento.


Consecuencias
Numerosos problemas orgánicos y lesiones pueden aparecer cuando la práctica deportiva es excesiva.
Las desproporciones entre las partes corporales son muy frecuentes, por ejemplo, un cuerpo muy voluminoso con respecto a la cabeza.
La sobrecarga de peso en el gimnasio repercute negativamente en los huesos, tendones, músculos y las articulaciones, sobre todo de los miembros inferiores, con desgarros y esguinces.
La alimentación es otro problema muy frecuente e importante, ya que consumen muchas proteínas e hidratos de carbono y poca cantidad de grasa en un intento de favorecer el aumento de la masa muscular. Ocasionándoles muchos trastornos metabólicos.
El uso de anabólicos es también otra consecuencia que se asocia a la vigorexia, en un intento de mejorar el rendimiento físico e incrementar el volumen de sus músculos. Con el uso de estas sustancias no se obtiene ningún beneficio, sino todo lo contrario, ya que producen muchos trastornos en el organismo como masculinización e irregularidades del ciclo menstrual en las mujeres, acné, problemas cardíacos, atrofia testicular, disminución de la formación de espermatozoides y retención de líquidos, entre otros.
Es importante tener en cuenta que estas drogas no aumentan la fuerza muscular, la agilidad ni la resistencia.

Tratamiento

Si bien se ha comprobado la existencia de trastornos en los niveles de diversas hormonas y mediadores presentes en la transmisión nerviosa en el sistema nervioso central, los principales factores desencadenantes involucrados son de tipo cultural, social y educativo, a los que estas personas están expuestas continuamente. Por ello, el tratamiento de estas personas debe enfocarse a modificar la conducta y la perspectiva que tienen sobre su cuerpo.
El entorno afectivo, amigos y familiares, cumple una función muy importante en su recuperación, al brindarle apoyo cuando intentan disminuir su programa de ejercicios a rutinas más razonables.
Es necesario disminuir el entusiasmo y la ansiedad por la práctica deportiva intensa logrando que se interesen por otras actividades menos nocivas para su cuerpo.
El hecho de desear la imagen corporal ideal no implica necesariamente que la persona padezca algún trastorno psicológico, pero siempre debe estarse muy atento ya que las probabilidades de que sí aparezca son mayores en éstas personas.



Un poco de info sobre otro de los trastornos que padecen algunas personas para alcanzar la "Imagen perfecta" para encajar en al sociedad. Perfecta para quien no se no me gustan los tipos tan grandotes..pero sobre gustos...

fuente www.webconferencia.ne

0 comentarios :

Publicar un comentario

TEMA DEL PRÓXIMO LIBRO

CUÁLES TEMAS TE INTERESAN

Etiquetas

Depresión (886) ANSIEDAD (686) TERAPIA DE PAREJA (659) trastorno por estrés postraumático (349) TEPT (337) infidelidad (203) gay (171) Sexo (138) BULIMIA (122) infiel (120) TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD (107) Relaciones de pareja (103) DEPRESION (101) familia (101) MATRIMONIO (100) Trastorno Obsesivo Compulsivo (87) enamoramiento (84) Hijos (80) depresión mayor (77) infidelidad conyugal (77) crisis matrimonial (76) CODEPENDENCIA (72) enamorarse (70) estrés (62) TLP (61) trastornos alimenticios (60) TRASTORNO LÍMITROFE DE LA PERSONALIDAD (57) padres (57) ADOLESCENTES (53) TOC (53) CULPABILIDAD (52) depresión adolescentes (50) TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA (49) miedos (49) CONFLICTOS parejas (46) TERAPIA SEXUAL (46) TRASTORNO DE PÁNICO (46) depresión adultos (46) aprendizaje (44) obsesiones (44) ESQUIZOFRENIA (41) Trastorno bipolar (41) TRASTORNO MÚLTIPLE DE LA PERSONALIDAD (40) fobia social (40) trastorno de identidad disociativo (40) VIOLENCIA (39) Terapia Cognitiva Comportamental (36) dolor emocional (35) FOBIAS (34) educación hijos (31) pensamientos negativos (29) COMEDORES COMPULSIVOS (27) educación sexual (27) manejo del enojo (26) Manejo del estrés (25) Muerte (24) como educar a sus hijos (24) infidelidad en las mujeres (24) MENTE (23) Pareja (23) TRAICIÓN (23) desordenes alimenticios (21) Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) (20) TRASTORNO DEFICIT DE ATENCION ADHD (20) DESORDEN DE PERSONALIDAD OBSESIVO COMPULSIVO (19) EDUCACION (19) COMPASION (17) PATERNIDAD (17) buscar pareja (16) embarazo (16) mujer (16) ENVIDIA (15) antidepresivos (15) crisis de pareja (15) psicología (15) bullying (14) CRITICAS (13) CONFLICTOS ENTRE ADULTOS (12) FAMILIA DISFUNCIONAL (12) EMPATÍA (10) RELAJACION (10) INDEPENDENCIA (9) ENFERMEDAD SEXUAL PAPILOMA (8) COMPAÑERO DE TRABAJO (7)
Se proporciona el contenido de este sitio web sólo para fines informativos generales y no debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico profesional. No utilizar la información en este sitio web para diagnosticar o tratar alguna condición médica o de salud. Si usted tiene o sospecha que tiene un problema médico, contacte inmediatamente a su médico.
Con la tecnología de Blogger.